Noticias

Volver a Noticias

ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA Y COMIDA DE CONFRATERNIDAD DE ASINEC

El pasado 14 de abril se celebró la Asamblea General Ordinaria y comida de confraternidad de ASINEC. Se trata ya de la cuadragésima primera edición y se eligió en esta ocasión la ubicación de la Finca Montesqueiro.

El primer acto formal de la jornada fue la celebración de la asamblea donde la Junta Directiva donde se trataron asuntos de diversa índole que afectan al día a día de los instaladores como la lacra del intrusismo y las acciones llevadas a cabo para luchar contra ello, la renovación de la póliza de responsabilidad civil o la relación de altas y bajas de asociados.

Después de repasar la situación económica y el balance anual, se votó la aprobación del acta de la asamblea ordinaria anterior, el resultado económico del año 2017 y el presupuesto para el ejercicio 2018, que se aprobaron de manera unánime.

Una vez finalizada la Asamblea se dio paso al aperitivo dispuesto en los jardines de la finca donde tanto los asociados, socios colaboradores, invitados y jubilados pudieron charlar y reencontrarse con compañeros de profesión en un ambiente distendido y bajo el buen tiempo que esta primavera tan lluviosa tuvo a bien regalarnos.

Desde los jardines, los asistentes se dirigieron al salón donde tendría lugar la comida de confraternidad. En las mesas dispuestas para la ocasión los comensales compartieron mantel con viejos amigos o haciendo piña por zonas (Barbanza, Santiago, Costa da Morte, Santiago, Ferrol, Coruña…) siendo el buen ambiente el reinante en la celebración.

Una vez finalizada la comida, tuvo lugar uno de los actos que más prestigio tiene para un asociado de ASINEC como es la entrega de las insignias de oro. Este honor recae en aquellos instaladores autorizados con veinticinco años de profesión y cinco años de pertenencia a la asociación. Este año, el honor recayó en D. José Luis Pardo Trillo, D. José Antonio Silván Suárez, D. Jesús Vázquez Devesa, D. José Manuel Crujeiras Sampedro (que no pudo asistir), D. Jesús Varela Alfonso, Manuel Díz Núñez y D. José Ramón Garabato Quintáns.

El momento más emotivo del acto tuvo lugar cuando, sin que él lo esperase, se hizo entrega de una insignia de oro a D. Pedro Fontenla Lorenzo que tras 35 años de leal servicio a la Asociación ha tomado la decisión de prejubilarse. Los asistentes, puestos en pie, reconocieron su gran trabajo y dedicación a todos y cada uno de los asociados.

Y como fin de fiesta se procedió al sorteo de regalos cedidos por socios colaboradores y demás entidades donantes que como siempre provocó gran emoción esperando los números agraciados y gran alegría en aquellos afortunados que se volvieron a su casa con algún presente.

Volver a Noticias